Entrevista en Capital Noroeste, por Chema Bueno

“La música es la respuesta”

Santiago Royo nace en Pozuelo en 1987 y ya casi desde la cuna podemos decir que es músico. Además, viene de una familia de artistas, por lo que desde pequeño ya contaba con cualidades innatas para el arte. A la temprana edad de 5 años le regalaron un piano y ya nunca se separó de la música, una pasión que junto con el deporte y la bicicleta han ido jalonando su trayectoria profesional.

Santiago es un hombre joven con una cultura musical muy extensa ya que no en vano cursó estudios durante más de 10 años de solfeo elemental y en la Escuela de Música Creativa de Madrid, en la que se especializó en jazz, bossa, blues y ritmos latinos.

No solo domina el piano sino que también es un virtuosos del saxo con una soltura desmedida lo que le convierte en casi un intelectual del pentagrama al ser capaz de interpretar con maestría cualquier melodía que se proponga. Santiago, o Santisax, como le gusta presentarse en los ambientes, es un joven orfebre de la partitura y de los acordes ya que el mismo compone y realiza los arreglos musicales de sus interpretaciones.

A pesar de su timidez me explica con todo lujo de detalle cómo, por casualidad, descubrió el saxofón tenor de la mano de su maestro Marcelo Peralta en 2015 y cómo le enganchó y se decidió a probar y desde entonces ve claro que es su autentica vocación.

Como buen emprendedor no dejó al albur de la suerte su futuro y decidió cursar una licenciatura en Comunicación Audiovisual, ampliando posteriormente sus conocimientos en Nueva York, donde viajó para estudiar Postproducción Cinematográfica, mas tarde viajó a Panamá para trabajar en series para televisión.

Regresó a su Pozuelo natal y decidió enfocar su camino profesional a lo que realmente le apasiona: la música. En mayo de 2016 se decidió a “empezar a hacer cositas” para ir tomando experiencia y comenzar a prodigarse con sus conciertos que actualmente los realiza para eventos de empresa, celebraciones, fiestas, inauguraciones, para amenizar reuniones, etc

Sin duda, Santiago es un joven artista con mucho futuro, optimista, emprendedor, visionario y algo tímido pero muy seguro de sí mismo, gesticula con fuerza cuando habla de su profesión, vive ese sentimiento de la pasión que le envuelve al hablar de su música, como lo hace cuando se deja llevar por las notas que fluyen de su saxo alto checo de 1969, aunque me confiesa que su preferido es el saxo tenor Paul Mauriat.

Opina Santiago que “las cosas pasan por algo” y será por ello por lo que le gusta más tocar en directo que grabar en estudio. Le gusta el riesgo solitario del ciclista escalador que en categoría elite fue y que tuvo que abandonar debido a la exigencia de la música. Ahora fomenta más sus andaduras entre sus actuaciones y las RRSS, Instagram, y Youtube del que es un verdadero especialista.

Author

santisax

Archives

Author

Categories